El antiguo casco urbano de Azagra, un entramado de callejuelas estrechas recostadas junto a la peña, es ya sólo un recuerdo en la mente de los azagreses. Lo mismo cabe decir de algunas viejas casas blasonadas que flanqueaban la calle mayor o de la dieciochesca casa abacial y el anterior Ayuntamiento. El último resto significativo de arquitectura civil, el mencionado palacio del cabo de Armería fue destruido en el año 2000.

Vale la pena, sin embargo, que el viajero se adentre por las actuales calles, de trazado un tanto anárquico e irregular, para contemplar la evolución de la localidad en la presente centuria y experimentar de cerca el pulso vital de una población enormemente acogedora, bulliciosa y alegre.

El recorrido le hará reparar de modo inevitable, en las dos muestras de arquitectura religiosa.

Ayuntamiento de Azagra | Aviso legal | Acceso | Web realizada por Oneupweb